Teotihuacan es el sitio más explorado de Mesoamérica, ya que los primeros trabajos con fines de investigación datan del siglo XVIII, cuando Don Carlos de Sigüenza y Góngora exploró el edificio adosado a la Pirámide de la Luna. A finales del siglo XIX, bajo la figura de la Inspección General de Monumentos de la República, Don Leopoldo Batres y Huerta realiza exploraciones en diversos edificios aledaños a la Calzada de los Muertos, descubriendo murales y esculturas, y en 1905 emprendió trabajos en la Pirámide del Sol, bajo los auspicios del gobierno de Porfirio Díaz, para la conmemoración del Primer Centenario de la Independencia del país, impulsando el desarrollo de las disciplinas antropológicas.  A partir de la intervención de la Pirámide del Sol se adquirieron terrenos  por parte del gobierno federal para la apertura oficial de la primera zona arqueológica y museo de sitio de México. 

Conoce algunos de los puntos más representativos del centro de la Ciudad de México, una de las urbes más grandes del mundo. Realiza un recorrido a bordo de un autobús panorámico con aire acondicionado, pantallas y audioguía en varios idiomas, pasando por museos, monumentos y edificios históricos de la ciudad. Puedes subir y bajar del autobús en cualquiera de sus 19 paradas establecidas. La estación donde inicia el recorrido está frente al Auditorio Nacional. Después de dejar atrás este conocido centro de espectáculos, pasarás por el Museo Tamayo Arte Contemporáneo, un recinto dedicado a difundir lo más destacado del arte contemporáneo internacional. La siguiente parada es el entronque entre las avenidas Tamaulipas y Michoacán en la colonia Condesa. Esta colonia es famosa por el ambiente bohemio que se respira ya que ahí se encuentran varias librerías, cafeterías, restaurantes, bares y galerías.

Los famosos canales de Xochimilco, los últimos restos del extenso sistema de transporte que crearon los aztecas, se encuentran en el sur de Ciudad de México, junto a un esforzado barrio de clase obrera. Las coloridas góndolas llevan a los visitantes a dar paseos junto a los botes de vendedores de comida, artesanos y mariachis. La atmósfera es festiva, especialmente los fines de semana. Los turistas también pueden visitar la escalofriante Isla de las Muñecas, supuestamente embrujada.

Cuando uno profundiza en el conocimiento de la obra de Frida Kahlo y tiene el privilegio de conocer su hogar, se descubre la intensa relación que existe entre Frida, su obra y su casa. Su universo creativo se encuentra en la Casa Azul, sitio en el que nació y murió. Aunque al casarse con Diego Rivera vivió en distintos lugares en la Ciudad de México y en el extranjero, Frida siempre regresó a su casona de Coyoacán.

Ubicada en uno de los barrios más bellos y antiguos de la Ciudad de México, la Casa Azul fue convertida en museo en 1958, cuatro años después de la muerte de la pintora. Hoy es uno de los museos más concurridos en la capital mexicana.

La llamada Casa Azul Museo Frida Kahlo es el lugar donde los objetos personales develan el universo íntimo de la artista latinoamericana más reconocida a nivel mundial. En esta casona se encuentran algunas de las obras importantes de la artista: Viva la Vida (1954), Frida y la cesárea (1931), Retrato de mi padre Wilhem Kahlo (1952), entre otras. 

El arbolado parque Jardín Centenario se encuentra en el centro del bohemio Coyoacán, conocido por sus calles adoquinadas y su arquitectura colonial. Intelectuales, artistas y hippies acuden en masa al Museo de Frida Kahlo y al Museo Casa de León Trotsky, así como a los estudios de chakras, las galerías de arte y los coloridos mercados artesanales. Los elegantes cafés al aire libre se encuentran uno al lado del otro con tranquilas heladerías junto a las calles arboladas.

El Museo Nacional de Antropología (MNA) es uno de los recintos museográficos más importantes de México y de América.2​ Está concebido para albergar y exhibir el legado arqueológico de los pueblos de Mesoamérica, así como para dar cuenta de la diversidad étnica actual del país. El edificio actual del MNA fue construido entre 1963 y 1964 en el Bosque de Chapultepec por instrucción del presidente Adolfo López Mateos, quien lo inauguró el 17 de septiembre de 1964.

Actualmente, el edificio del MNA posee 22 salas de exposición permanente, dos salas de exposiciones temporales y tres auditorios. En su interior se encuentra la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia.

La colección del Museo Nacional de Antropología está conformada por numerosas piezas arqueológicas y etnográficas provenientes de todo México. Entre algunas de las piezas más emblemáticas de la colección se cuenta la Piedra del Sol —que es el corazón mismo del museo—, las cabezas colosales de la cultura olmeca, las monumentales esculturas teotihuacanas dedicadas a los dioses del agua, la tumba de Pakal, las ofrendas funerarias de Monte Albán, las estelas de Xochicalco, así como un atlante tolteca traído desde Tollan-Xicocotitlan y el Monolito de Tláloc que custodia la entrada al museo.

El MNA constituye uno de los principales sitios de interés turístico de México. Atrae cada año a más de dos millones de visitantes. El museo es uno de los museos más grandes del continente.

Loma del Parque 216, Lomas de Vista Hermosa, Cuajimalpa de Morelos, 05100 Ciudad de México, CDMX

Tel: 55 5814 0500

© 2020 by Tarbut.